LAS FALLAS: DIVERSIÓN PARA UNOS, TORTURA PARA OTROS
¿Cómo afecta el ruido excesivo a los niños y niñas con TEA?

El mes de marzo se acerca, y esto implica más horas de luz natural, mejor tiempo, la primavera… pero para Valencia también supone, desde prácticamente el día 1 de marzo, petardos, mascletàs, pasacalles, castillos nocturnos, casales, carpas en medio de la calle, turismo, terrazas llenas de gente pasándolo bien, en definitiva, Valencia en fallas, festividad y “caloret faller”.

Pero para niños y niñas con trastorno del Espectro Autista, niños y niñas con Síndrome de Williams y, en general, niños y niñas con un procesamiento sensorial diferente, y sus familias, esto supone: ruidos explosivos realmente molestos e inesperados a cualquier hora y momento del día, aglomeraciones realmente angustiosas, olores fuertes (pólvora, comidas, perfumes, timbres de voz diferentes…), iluminaciones extravagantes, cambios significativos de rutina…, que afectan tanto a nivel emocional (constante estado de alerta, ansiedad, estrés, miedo…), como conductual (rabietas, gritos, llantos, aumento de estereotipias… incluso, autolesiones), y resultan verdaderamente complicados de gestionar.

fallas-y-autismo

Os invito a visualizar un impactante anuncio que nos mete en la piel de un niño con espectro del autismo lanzado por The National Autistic Society. El vídeo intenta mostrar cómo el niño percibe y procesa la información sensorial en un centro comercial. Es verdaderamente angustioso. Lleva por nombre: “Can you make it to the end?” (¿Puedes verlo hasta el final?). Con ello podemos hacernos una idea de que las Fallas son para ellos realmente una tortura.

Como padres, seguramente, solo con pensar que ya se acerca este mes nos vemos desbordados por lo que pueda pasar y por cómo vamos a gestionar el malestar que le supone a nuestro/a hijo/a los acontecimientos falleros. ¿Y qué podemos hacer? Está claro que no podemos cambiar los eventos y las tradiciones valencianas (aunque cuando les afecta tanto a nuestro/a hijo/a deseamos, incluso, que se prohíban).

Recomendaciones:

  • Anticipaciones con apoyos visuales.

  • Historias sociales.

  • Tener a mano amortiguadores de sonido (tapones, cascos aislantes de sonido…), ya que esto reducirá en gran medida la intensidad a ciertos estímulos auditivos.

  • Usar prendas interiores ajustadas. Esto les proporcionen cierta presión corporal (propiocepción y tacto profundo) y puede servir para disminuir su nivel de ansiedad y estrés.

  • Proporcionar un modelo de respuesta adecuado y adaptado a cada situación desagradable para él/ella.

  • No intentes cambiar su forma de percibir; respétala y compréndela. No le insistas ni fuerces a participar en las situaciones o actividades que sabemos que son desagradables para ellos/as y para las que no se siente preparado/a.

  • Si es posible permitírselo, buscar lugares alejados para pasar los días de mayor festividad fallera (del 15 al 19 de marzo).

La Terapia Ocupacional con enfoque en la terapia de Integración Sensorial puede ayudar para favorecer la desensibilización y tolerancia a todos estos estímulos. En este tipo de terapia, las actividades son diseñadas en función de las necesidades del niño o de la niñas, y tienen como principal objetivo conseguir respuestas cada vez más maduras, organizadas y adaptativas. Cuando la terapia de integración sensorial es exitosa, el niño es capaz de procesar información sensorial compleja de una manera más eficiente que antes.

Para cualquier consulta o duda que os pueda surgir, en el CEI València estaremos encantados/as de atenderos.

Cristina Caballero Reinaldo 

Neuropsicóloga y Psicóloga (Col. CV14242

Contacta!